Belleza Brenda es modelo plus size y nos contó cómo pasó del “No puedo” al “Vos también podés” 💪

Brenda Mato, de 26 años, histriónica desde la cuna, nunca se imaginó como modelo.

“Tenía la idea errada de que la moda, el modelaje y ese mundo no era para personas con un cuerpo como el mío”, le dice a UNO.

Sin embargo, tras unas sesiones de fotos para castings, la creación de una fan page y los primeros contactos de las marcas que buscaban una chica como ella, su carrera comenzó y no para.

       bren1.jpg
 

“En el modelaje encontré un espacio donde disfrutar lo que me gusta, sin cuestionarme”, nos dijo.

Tras derribar su propio prejuicio sobre la carrera que podía lograr, comenzó un camino para desterrar muchos otros.

Se sumó como voluntaria de AnybodyArg, y protagonizó la campaña “Gorda no es un sentimiento” que logró que se erradicara el estado de Facebook que decía “Me siento gordo”.

       bren4.jpg
 

     “Quisimos sacar el estigma negativo sobre la palabra gordo. Hicimos una petición con otras 9 mujeres de 8 países y juntamos más de 16 mil firmas”

Modelo de modelos

Mientras su carrera como modelo sigue avanzando, se dedica a dar seminarios de modelaje de la mano de Plus Model, junto a quienes llevó adelante el primer desfile inclusivo con mujeres desde el talle 36 al 60.

“Queríamos mostrar todo tipo de cuerpos igual de hermosos. Hay desfiles de mujeres xs o de xl, pero nunca juntas y esa fue la barrera que quisimos romper”, dice.

De modelo a modelo a seguir

Brenda divide su tiempo entre su profesión y el activismo para lograr que el modelo de belleza que se muestra en los medios sea representativo y evite la presión que sienten las mujeres por encajar en un molde inalcanzable.

     “Tenemos un único tipo de mujer que solo representa al 5% de la población femenina. Con esto pretenden que el 95% aspiremos a vernos como ellas, aun cuando por nuestra genética eso resulte imposible”

¿Qué es lo más riesgoso de la falta de representación de otros cuerpos en los medios?

- Vivimos en un estado de insatisfacción en el cual perseguimos un ideal: Nos venden que si realmente queremos ser felices debemos cambiar el 100% de lo que somos. Ahora se usa el término "mujeres reales" dando a entender que las mujeres bellas son las que tienen "curvas" y está mal ser muy delgada. Seguimos alimentando estereotipos en vez de entender que todas somos bellas.

       bren2.jpg
 

Inclusión, la clave para desterrar prejuicios

“Los prejuicios son constantes, tanto de hombres como mujeres. No esperan que una piba que mide 1.60 y usa talle 50 tenga el tupé de definirse como modelo, creyendo que ese título está ligado solo a mujeres altísimas, delgadas y con rostros perfectos. A mucha gente le va a encantar lo que haces, hay mucha otra que no y va a tener la necesidad imperiosa de hacértelo saber, por eso es importantísimo estar seguro de lo que uno es y de lo que hace, para entender que la crítica más valiosa sobre uno mismo es la propia”.

Crédito fotos desfile: Brian Amato