DeportesConocé el fútbol gaélico, la mezcla entre rugby y fútbol de la que ya somos campeones del mundo⚽️

El fútbol gaélico es un deporte irlandés que tiene más de 100 años de historia. En Argentina lo practicaban los inmigrantes de ese país y empezó a resurgir en 2009 en el Hurling Club.

En Irlanda y la región es uno de los deportes más populares, incluso más que el rugby. Aunque el fútbol gaélico es amateur, los partidos más importantes se juegan en el estadio de Dublin, que cuenta con espacio para más de 80 mil espectadores… ¡y se llena!

Embed

El fútbol gaélico es una mezcla entre rugby y fútbol. Se juega en canchas de rugby con equipos de 15 jugadores y se usan las “haches” como arcos.

Bernardo Devereux tiene 43 años y es jugador de Hurling Club. Salió campeón con el seleccionado argentino de este deporte en el mundial de Abu Dhabi en 2015 e integra la ArGAA, la pata argentina de la Asociación Atlética Gaélica (GAA por sus siglas en inglés).

Francisco Lynch tiene 54 y fundó el San Isidro Gaélico en 2017 con su hijo Rafael de 20.

“Es muy lindo compartir el juego y también el tercer tiempo. Es una experiencia muy rica entre distintas generaciones” dice Francisco. Y Rafa agrega: “Está muy bueno. También hay varios primos y tíos en el equipo. Eso hace que nos divirtamos mucho en los entrenamientos y compartamos tiempo juntos”.

Embed

Por el momento, en Argentina se juega en dos lugares: en el Hurling Club de Hurlingham; y el San Isidro Gaélico que juega en el predio “La Boya” perteneciente al CASI.

Además, alrededor de 10 colegios entre Buenos Aires y Córdoba lo practican habitualmente. “Estamos comenzando a trabajar con la Universidad de Buenos Aires para sumarlo al programa de deportes”, le cuenta Bernardo a UNO.

Embed

Berni representó a nuestro país en el mundial de Abu Dhabi. “Cuando participamos de la Copa del mundo, el único equipo en Argentina era el del club Hurling. La experiencia fue sobresaliente, por el resultado y porque se logró un enorme crecimiento en cuanto a la relación con la GAA y a la consolidación del deporte a nivel local”.

En otros países, como los de Arabia o España, existen ligas que tienen muchos clubes, por eso el equipo se tuvo que entrenar y preparar mucho aunque no contara siempre con la posibilidad de ir a un campo de juego o de tener competencia.

“No creíamos que teníamos una posibilidad de ganar el torneo. Haber ganado jugando un deporte que está metido en nuestras raíces es una alegría indescriptible y un logro que será imborrable dentro de nuestros recuerdos”, cuenta.

20787

“La GAA no es solo una asociación que administra y junta los deportes gaélicos sino que también es una guardiana de la cultura, el espíritu y la tradición irlandesa”.

Francisco cuenta: “La GAA prohíbe expresamente en sus estatutos el profesionalismo y sanciona el realizar el deporte “a tiempo completo. Es decir, es un juego para ratos libres”.

Rafa Lynch es uno de los más jóvenes exponentes del deporte en la Argentina. Cuenta que en San Isidro la gran mayoría juega al rugby, pero él decidió apostar a este nuevo proyecto: “Muchos de los que jugamos en San Isidro Gaélico somos exjugadores de rugby. Lo tomamos como una oportunidad de arrancar algo nuevo y propio. Somos uno de los clubes pioneros en este deporte junto con el Hurling Club y eso nos gusta”.

Llegó el primer partido en el país

En junio se jugó por primera vez un partido entre equipos argentinos. Se jugó en Hurling Club y lo ganó el San Isidro Gaélico. “Fue muy emotivo jugar ese primer partido y consideramos que si bien nos tocó ganar esa tarde, el resultado es anecdótico comparado con el suceso que fue. Con un toque de humor te puedo decir que San Isidro le ganó al campeón del mundo”, cuenta Francisco.

“Estábamos con un gran entusiasmo, veníamos de muchos años de no poder jugar contra otro equipo local y alcanzar eso fue un gran éxito muy disfrutado por todos”, dice Bernardo y coincide con que el resultado no importó tanto.

Embed