Libros Conocé a la escritora argenta que quiere llevar la literatura LGBT a TODOS LADOS

TL;DR

Sofi tiene 27 años y escribe cuentos para jóvenes pero protagonizados por personajes gays, lesbianas o trans. Quiere que miles de personas que se sienten discriminados puedan encontrar un lugar en la literatura.

Sofía Olguín tiene 27 años, se identifica con la palabra queer -va más allá de ser gay, sino que representa la idea de no clasificar a las personas por su orientación sexual o su identidad de género- y es una de las principales escritoras argentinas de literatura LGBTI+.

Amante del metal sinfónico y de los gatos, escribe cuentos y novelas protagonizadas por personajes gays, lesbianas, trans o de género no binario (que no se identifican con los géneros masculino y femenino). A través de sus experiencias, Sofi busca reflejar situaciones y sentimientos que atraviesan muchos chicos y chicas LGBTI+ en sus vidas cotidianas.

Además, Sofi es la fundadora de la única editorial online argentina de literatura infantil y juvenil de temática LGBTI+: “Bajo el arcoíris”. (Entrá a bajoelarcoiris-editorial.blogspot.com.ar y descárgate todos los libros ¡gratis!).

sofiaolguin.jpg


"La editorial tiene como objetivo mostrar el amor entre personas del mismo sexo de forma natural, bella y espontánea para que los más pequeños puedan comprender, más allá de su orientación sexual, que el amor simplemente es amor”, explica.

Empezó sola en 2011 y hoy ya labura con 16 escritores de toda Latinoamérica. “Pienso que la literatura debe visibilizar a las familias diversas, a los niños, las niñas, los y las adolescentes gays, lesbianas, trans, genderfluid… Porque aún muchos chicas y chicas no se sienten identificados con los personajes de los libros que leen. ¿Qué les está diciendo esto? ¿Que no merecen existir siquiera en los mundos de fantasía?”, dice.

Además de su público LGBTI+, Bajo el arcoíris apunta a las familias heterosexuales para que les lean estos los libros a los más chicos.

Igual, Sofía reconoce que no es fácil lograrlo: los padres “heterosexuales” no sienten la necesidad de compartir estos cuentos porque creen que no es tema suyo.

“Creo que es un pensamiento que hay que ir erradicando porque hacer del mundo un lugar más justo es responsabilidad de todos; y ninguna familia puede afirmar que jamás tuvo ni tendrá un miembro LGBTI+, como si las orientaciones sexuales diversas fueran cosa de los otros”, tira.

"A los chicos les llama la atención que haya, por ejemplo, dos príncipes. Y es entendible porque no es lo que están acostumbrados a ver, pero no de un modo negativo. Es como si aprendieran algo nuevo y eso es lo que intento que pase cuando leen", explica.