scored-search
Sofí te cuenta cómo es vivir con Trastorno Bipolar 💪En primera persona

Sofí te cuenta cómo es vivir con Trastorno Bipolar 💪

Actualizada 03/04/2018 05:12

Hace 5 años a Sofía le diagnosticaron Trastorno Bipolar, una enfermedad que según la Organización Mundial de la Salud tienen unas 60 millones de personas en todo el mundo 😯

Sofía tiene 22 años, cursa las últimas materias de Diseño Gráfico y trabaja en una agencia de publicidad.

“Cuando le decís a alguien que tenés bipolaridad piensan que vas a hacer una locura en cualquier situación. La verdad es que si sos prolijo con tu rutina y estás acompañado por médicos, podés tener una vida normal”, dice.

👆 El orden es tan importante en su rutina que lo primero que le recomendó su psicóloga fue comprarse una agenda. Además de estudiar y trabajar, se dedica a pintar y trata de hacer actividad física seguido.


Tomar la medicación en tiempo y forma es fundamental para Sofía, igual que tratar de evitar todas las situaciones que puedan exaltarla o alterar su ánimo. “Lo que intentás es no estresarte, porque los pacientes con bipolaridad somos muy sensibles a los cambios”.

En el caso de Sofí, y por orden de su médico, el consumo de café, mate y alcohol quedaron restringidos al mínimo. Dormir bien y evitar el tránsito porteño al volante, también fueron recomendaciones de su doctor.

“El Trastorno Bipolar es una enfermedad crónica, caracterizada por cambios en el ánimo y en el nivel de energía, que se dan especialmente ante situaciones de estrés. Si estas alteraciones persisten pueden generar mucho malestar en el paciente y afectar su vida personal y profesional”, explica el Dr. Julián Pessio, especialista en trastornos del ánimo del Instituto de Neurología Cognitiva (INECO) y profesional que acompaña a Sofía.

“Esto no significa que el ánimo cambia de un momento a otro, sino que existen ciclos, es por eso que un paciente con bipolaridad no es peligroso para quienes lo rodean”, dice.

Aunque todavía no pueden explicarse las causas de esta enfermedad, según el especialista, se debería a disfunciones cerebrales -en la mayoría de los casos relacionadas a factores genéticos- que combinados con situaciones de estrés pueden determinar la aparición y la evolución de la enfermedad.

“Cuando te diagnostican hay un duelo que tenés que hacer y el nombre de la enfermedad un poco te choca, hasta que entendés, como me dijo a mí el Dr. Pessio que uno no es bipolar, es una persona con bipolaridad, alguien a quien le tocó vivir con una enfermedad”.


En su caso, el diagnóstico llegó en 2013, después del fallecimiento de un amigo de su familia. “Esos días dejé de dormir, me pasaba horas pintando, tomaba muchísima agua sin ningún tipo de parámetro. En ese momento estaba haciendo terapia y mis papás llamaron a mi psicóloga, que me derivó a una psiquiatra y después de entrevistarme a mí y a mis padres nos contó que lo que tenía era Trastorno Bipolar”.

Llegar al diagnóstico es jodido: no existen estudios que puedan determinarlo. La enfermedad se confirma a través de entrevistas al paciente, pero principalmente, a sus familiares.

“Para uno mismo es difícil darse cuenta cuando hay un cambio en el estado de ánimo. En mi caso, es mi mamá la que más rápido percibe si estoy acelerada”.

El diagnóstico de Sofi determinó que su bipolaridad es tipo 1, con tendencia a manías (que puede aparecer como picos de energía, falta de sueño, irritabilidad) e hipomanías (que son como manías pero más leves). Quiere decir que su ánimo no va de un polo a otro (exaltación y depresión), como le pasa a otras personas con bipolaridad, pero en un momento de crisis puede pasar días sin dormir o ponerse verborrágica.

Para contenerla, la red que forman familia-amigos-médicos resulta super necesaria. “A veces puede ser molesto que entre ellos estén todo el tiempo pendientes de mí, se escriban para ver cómo estoy o cómo me vieron, pero entiendo que lo hacen para cuidarme y sé que es por mi bien. Para estar bien, es necesario que te ayuden a organizarte y que estén pendientes de vos”.

Después, hay un laburo interno propio: “En algún momento tenés que hacer el clic y entender eso tan importante que me dijo el médico: la enfermedad con la que vivís no te define”.

author
Paz Azcárate
    }
    movistar-cohete