YouTubeUn youtuber escocés podría ir en cana por enseñar a un perro a hacer el saludo nazi 😬
Quiso hacerle una joda a su novia y le salió mal. En Escocia, el youtuber Mark Meechan tuvo que presentarse hace unas semanas ante un tribunal por incitación al odio después de haber posteado un video en el que le enseña al perro de su novia a hacer un saludo nazi.

Y la broma puede costarle cara: si es juzgado culpable, Mark será condenado a un año de cárcel.

Todo empezó en abril de 2016, cuando el joven subió un video a su cuenta de YouTube titulado “M8 Yer Dugs A Nazi”, en el que entrena a Buddha -el pug de su novia- para que aprenda a hacer el saludo fascista.

Embed

Entre risas, Mark le pregunta varias veces al perro si quiere “gasear a los judíos”, le muestra un discurso de Adolf Hitler y le enseña a levantar la pata cada vez que dice “Sieg Heil”.

Aunque termina el video diciendo que “no es nazi” y solo quería “molestar” a su novia, a los internautas la joda no les pareció divertida y lo denunciaron ante las autoridades.

Unos días después de haberlo publicado, la policía cayó en su casa en Coatbridge -una localidad a las afueras de Glasgow-, le pidió cambiarse, sacó fotos de su departamento y se lo llevaron en cana, según explica el diario Washington Post.

Acusado de delito al odio, el joven pasó una noche en prisión preventiva, aunque luego fue liberado.

18877

Casi año y medio después, empezó el juicio contra el youtuber por el polémico video, que ya registra más de 3 millones de reproducciones.

El tribunal del pueblito de Airdrie, en el centro de Escocia, escuchó varios testimonios. Entre ellos, el del director del Consejo de las Comunidades Judías de Escocia, Ephraim Borowski, quien aseguró que varios miembros de la colectividad se sintieron amenazados por el video.

Embed
“Es claramente ofensivo, me alucina pensar que algunos piensen que es gracioso (…) Esta clase de contenidos tienden a normalizar las opiniones antisemitas. El Holocausto no es un chiste”, declaró Borowski, quien perdió familiares en el genocidio nazi, citado por el diario The Telegraph.

Al igual que lo hizo en Youtube, Meechan volvió a defender su inocencia ante la Corte, afirmando que no comparte la ideología nazi y sólo era una jodita para su novia.

Pero los denunciantes están convencidos: se trata de un crimen de odio. Ahora sólo falta saber qué piensa la Justicia al respecto.